15 fotos espeluznantes tomadas en las catacumbas embrujas de París

Tiempo de lectura: Cerca de 3 minutos.

¡Ah, dulce París! De la Catedral de Notre Dame, de las antiguas calles románticas y de los cafés … y del hogar de una catacumba con más de 7 millones de cadáveres. La llamada de “El imperio de los muertos, esta catacumba es una de las más grandes y más espeluznantes del mundo y para mostrarle cuán tan asustadizo este lugar puede ser, vea a continuación las 15 fotos asustadizas tomadas en las catacumbas asombradas de París:

1 – Para llegar a las catacumbas, los visitantes son aconsejados a tomar el metro y bajar en la estación Denfert Rocherea. En la entrada de las catacumbas, hay una puerta escrita “Arrète! “C’est ici l’empire de la Mort”, que significa “¡Pare! Aquí se encuentra el Imperio de la Muerte.

2 – Si el aviso siniestro no fue lo suficientemente desalentador, usted debe caminar 130 pasos a 18 metros de profundidad en el subterráneo parisino.

3 – Pasajes de piedra estrecha y resbaladillas llenas de aire húmedo le llevará al comienzo de lo que definitivamente será una de las más aterradoras visitas de su vida.

4 – De ahora en adelante, es sólo tú, túneles espeluznantes oscuros y masas de huesos sin fin. El paseo tarda aproximadamente 45 minutos y cubre solamente un pequeño fragmento de 1,2 km de longitud de las catacumbas.

5 – Originalmente, las catacumbas sirvieron como túneles y cuevas para minería de piedra en la época romana.

6 – La minería de piedra continuó sin ninguna limitación hasta el siglo 15, cuando las severamente minadas calles de la ciudad comenzaron a colapsar y desmoronarse.

7 – En aquella época, nadie sabía cuánto tiempo tenían los túneles y dónde llevaban. Por lo tanto, la gente empezó a mapear el laberinto y apoyar los ejes. Aún no ha sido mapeado completamente, pero hoy sabemos que las catacumbas tienen cerca de 321 kilómetros de extensión.

8 – En el siglo 18, París enfrentaba un problema de cementerios superpoblados. La plaga y otras epidemias diezma a la población de la ciudad y no había más lugar para depositar los restos mortales.

9 – Como una solución a este problema, el rey ordenó que trasladaran los restos de todos los cementerios parisinos a las catacumbas. Se tardó años para que la orden fuera concluida.

10 – Luego, algunas partes de las catacumbas fueron abiertas al público. Decorados con huesos, estos lugares se convirtieron en un punto popular de entretenimiento para la entonces aristocracia. Muchas personas famosas, incluyendo Napoleón Bonaparte y Otto von Bismarck, visitaron las catacumbas en aquella época.

11 – Hoy, la catacumba permanece con más de 6 millones (algunas fuentes dicen que hasta 7 millones) de cadáveres.

12 – Algunos de los arreglos óseos son casi artísticos, como un arreglo en forma de corazón en una pared formada con cráneos incrustados en las tibias circundantes.

13 – Andar alrededor de tantos restos humanos puede ser una experiencia muy perturbadora. Algunos turistas incluso afirman que sintieron la presencia de los cráneos mirando a ellos.

14 – A lo largo de los años, muchas personas se perdieron y murieron en las catacumbas. Una de las historias más famosas es la de un hombre llamado Philibert Aspairt que se perdió en las catacumbas en 1793 y fue encontrado muerto 11 años después.

15 – Un paseo de 45 minutos puede no parecer largo, pero después de pasar ese tiempo entre los muertos, la mayoría de los turistas se complace en ver la luz del día.

¿Y tu? Toparia participar de ese paseo siniestro?

Deja un comentario